Columbia University Medical Center

Inmunoterapia: Nueva esperanza para pacientes con Cáncer Avanzado de Pulmón

Primeros pasos hacia la medicina de precisión para una enfermedad mortal

Al final de los 1800, un cirujano de Nueva York llamado William Coley notó que algunos pacientes con cáncer parecía irles mejor si desarrollaban una infección después de tener una cirugía. Sospechando que el sistema inmune tenía un papel importante en esta misteriosa respuesta, intentó tratar el cáncer de sus pacientes con una bacteria en el esfuerzo de activar el sistema inmune. El valiente experimento de Coley fracasó en la mayor parte, de manera que cayó en el olvido como otros tratamientos de cáncer y al mismo tiempo se pusieron en práctica tratamientos como la radioterapia y la quimioterapia.

Coley no estaba equivocado, solamente adelantado a su tiempo. Más de un siglo después, los avances en cómo el sistema inmune puede ser usado para luchar contra el cáncer ha ofrecido una nueva esperanza en pacientes con cáncer de pulmón. Uno de los últimos tratamientos con el sistema inmune (Inmunoterapia), en llegar al mercado es una medicina llamada nivolumab (Opdivo), la cual ha sido aprobada por la FDA (Administración de alimentos y medicamentos) para el tratamiento de pacientes con avanzado cáncer pulmonar de células escamosas no pequeñas o carcinoma pulmonar no microcítico (CPNM) subtipo escamoso, llamado en inglés NSCLC.

“Revolucionario e innovador” frecuentemente exagera el caso, pero verdaderamente aplicable al impacto de los nuevos agentes de la inmunoterapia que se dirigen a la secuencia de la proteína PD-1 del carcinoma pulmonar microcítico (CPNM),”dice el Dr. Naiyer A. Rizvi, del Centro de Cáncer Herbert Irving y director del departamento de oncología torácica e inmunoterapia en el Hospital NewYork-Presbyterian/Centro Médico de la Universidad de Columbia.

Nivolumab restaura el delicado balance del sistema inmune inutilizando la proteína PD-1 de las células T. PD-1 trabaja suprimiendo la actividad de la célula T, entonces cuando este “punto de control” de la proteína es inhibido, las células T pueden hacer su trabajo.

Dr. Rizvi dirigió un estudio clínico recientemente publicada en Lancet Oncology que fue crucial para aprobar nivolumab para el cáncer escamoso de pulmón. “Cuando empecé al principio a tratar pacientes con nivolumab en el 2008, era difícil imaginar  lo impresionante que esto podría ayudar a pacientes que eran resistentes a los tratamientos estándares,” dice el Dr. Rizvi. “Tenemos algunos pacientes que sobreviven después de muchos años tomando está medicina, sin evidencia de cáncer. Esto nunca ha sido visto con un tratamiento de cáncer de pulmón estándar.”

Mientras algunos pacientes con CPNM responden bien a los inhibidores de PD-1, otros no lo hacen. Dr. Rizvi y sus colegas (en el Centro de Cáncer Memorial Sloan Kettering) pensaron que los canceres que habían acumulado la mayoría de daño del ADN eran más probable tener gastado el sistema inmune y podrían ser los más beneficiados por los inhibidores PD-1.

Analizaron esto por secuenciación del ADN del tumor de los dos, los que responden al tratamiento con pembrolizumab (Keytruda), un inhibidor de PD-1 y los que no lo hacen. Entre los resultados, publicados en marzo en Science, están que los pacientes con gran daño del ADN respondieron mucho más al tratamiento que aquellos con menos daño del ADN. “Fuimos capaces de usar los avances de tecnología de secuenciación para estudiar el exoma completo—la proteína que codifica los genes del genoma—de los tumores de los pacientes con CPNM que fueron tratados con pembrolizumab. Encontramos que a más dañado genéticamente era el tumor, mayor es la probabilidad que el paciente responda a los inhibidores PD-1.

“Esto es el primer paso importante hacia ser capaz de predecir quién va a responder a los inhibidores PD-1 y podría ser una nueva manera de pensar sobre la medicina de precisión basada en la secuencia del tumor del ADN,” dice el Dr. Rizvi. “Esta colaboración entre investigadores clínicos, genetistas e inmunólogos muestra cómo un equipo de científicos pueden trabajar juntos para ayudar a los pacientes en la lucha contra el cáncer.”

immunotherapy_esp

Las células del cáncer pueden unirse a las células T y “apagar” su habilidad para detectar y matar células del tumor. Las medicinas de la inmunoterapia se unen a las células T y las mantienen “activas” bloqueando el acceso de las células del tumor a las células T. (Créditos: Centro Médico de la Universidad de Columbia)


Publicaciones nombradas arriba:

“Actividad y seguridad de nivolumab, un anti-PD-1 control inhibidor inmune, para pacientes con avanzado, resistente carcinoma pulmonar microcítico tipo escamoso (CheckMate 063): fase 2, estudio clínico de un solo grupo,” publicado el 20 de febrero del 2015, en la edición en internet de Lancet Oncology.

“La vista mutacional determina la sensibilidad de la célula de muerte programada -1 Bloqueo en  el carcinoma pulmonar microcítico,” publicado el 12 de marzo del 2015, en la edición de internet de Science. El Dr. Rizvi es el principal autor del articulo.